Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Herramientas Personales

Secciones

Contacto

902 22 88 99

902 22 88 99

Venta, alquiler y servicio de carretillas elevadoras. Solución Logística Integral.

Consejos Seguridad Carretillas

ULMA le ofrece unas pautas generales que contribuirán a garantizar la seguridad laboral en su empresa.

El manejo mecánico de cargas con carretillas elevadoras implica una serie de riesgos por lo que el compromiso y la responsabilidad por parte del conductor y de todos los que circulan por el centro del trabajo resulta fundamental para prevenir posibles accidentes.

El conductor debe ser consciente de que además de los accidentes que él mismo puede sufrir, el equipo que maneja pude causar lesiones a otras personas, por lo que se deben de seguir escrupulosamente las reglas de seguridad.

El operario debe de conocer perfectamente las características, posibilidades, limitaciones y maniobrabilidad de su carretilla elevadora, además de las normas de seguridad de la empresa.

 

ANTES DE UTILIZAR LA CARRETILLA ELEVADORA

  • Compruebe la eficacia y el correcto funcionamiento de sistemas como, el freno de inmovilización y servicio, la dirección, el sistema de elevación e inclinación, el avisador acústico o claxon y la señalización de marcha.
  • Compruebe  el nivel de aceite, estado de neumáticos y estado de carga de la batería
  • Cualquier anomalía observada deberá ser puesta en conocimiento del técnico acreditado.
  • Deberá evitar el acercamiento de cualquier punto  de fuego cerca de de una batería en carga, ni durante su manipulación.
  • Mantenga siempre cerrada la tapa del cofre de la batería.
  • No deposite nunca herramientas o piezas metálicas sobre las baterías.
  • Cierre los tapones de relleno de los acumuladores, antes de la puesta en marcha.

 

MIENTRAS UTILIZA SU CARRETILLA ELEVADORA

  • Antes de comenzar a circular compruebe que la carga está equilibrada y segura sobre su soporte.
  • Compruebe además que no hay ninguna persona en las proximidades, sobre todo al dar marcha atrás.
  • Para levantar una carga con seguridad, las horquillas deben de estar totalmente introducidas bajo la carga, después se elevará ligeramente e inmediatamente se inclinarán los mástiles hacia atrás.
  • No se circulará con la carga elevada, las condiciones de estabilidad son mucho menores. Se llevará la carga lo más baja posible. Jamás se abandonará la carretilla con una carga elevada.
  • Cuando se circule sin carga, se llevará la horquilla a unos quince centímetros del suelo.
  • Al circular con carretillas elevadoras se respetarán las siguientes reglas generales:
      • Mirar en la dirección de la marcha, conservando siempre una buena visibilidad.
      • Circular a una velocidad razonable. Sobre terreno húmedo, deslizante o con baches, conduzca lentamente
      • Evitar arrancadas, virajes y paradas bruscas.
      • Tomar las curvas a baja velocidad, avisando con el claxon
  • Indicar con suficiente antelación las maniobras que se vayan a efectuar mediante los indicadores luminosos.
  • Si la visibilidad en marcha hacia adelante no fuera buena debido al volumen de la carga, se circulará marcha atrás.
  • Frenar progresivamente y sin brusquedad.
  • Respetar la señalización y las reglas de circulación establecidas por la empresa, siguiendo solamente los itinerarios fijados.
  • En caso de tener que circular en pendientes, se hará marcha adelante al subir y marcha atrás al bajar.
  • Cuando se circule detrás de otro vehículo, se mantendrá un espacio de seguridad aproximadamente igual a tres veces la longitud de la carretilla, para evitar colisiones por frenazos imprevistos.
  • Si durante el trabajo se realiza una parada de la carretilla, siempre y cuando no sea por un periodo muy corto, se apagará el motor.
  •  

    PARA FINALIZAR CON LA UTILIZACIÓN DE LA CARRETILLA ELEVADORA

    Al finalizar la jornada y dejar estacionada la carretilla elevadora se parará el motor, se pondrá el freno de inmovilización y se retirará la llave de contacto. Se aparcará la carretilla elevadora en el lugar previsto para este fin, protegida contra la intemperie y en lugar plano. Si por algún motivo excepcional tuviera que dejarse en una pendiente, se calzarán cuidadosamente las ruedas.