Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Herramientas Personales

Secciones

Contacto

900 840 450

900 840 450

Venta, alquiler y servicio de carretillas elevadoras. Solución Logística Integral.

¿Ha llegado el momento de cambiar su carretilla?

Al igual que todos los bienes de equipo, las carretillas elevadoras también tienen una vida limitada. En función de la intensidad de su uso o aplicación, llega un momento en el que hay que reemplazarla. ¿A qué se debe prestar atención? ¿Cuáles son los signos de desgaste más evidentes?

LAS HORAS DE USO

Uno de los aspectos más obvios, desde luego, es el número de horas de uso. Dependiendo del tipo de carretilla elevadora, puede preverse un mantenimiento cada vez más costoso después de las 10.000 horas. Es por este motivo que muchos contratos de alquiler tienen una vigencia de entre 60 y 72 meses, o 5 a 6 años, suponiendo  un promedio de 1.750 a 2.000 horas por año. Después de dichos plazos, la caja de cambios y el motor pueden necesitar más revisiones y cuidados, las escobillas de carbono de los motores eléctricos necesitan ser sustituidas, y los motores deben mantenerse extremadamente limpios.

APARIENCIA EXTERNA

Una carretilla que trabaja diariamente en un entorno salino o cerca de hornos calientes, después de unos pocos años, tendrá un aspecto muy distinto a otra máquina que se utiliza ocasionalmente para descargar palets con mercancías de consumo ligeras. El óxido, las quemaduras, las abolladuras y las colisiones son detalles que señalan que pueden existir otros problemas con la máquina. ¿Todas las juntas siguen intactas? ¿Y qué ocurre con los cojinetes y los puntos de soldadura más importantes?

CADENAS Y HORQUILLAS DESGASTADAS

La cadena siempre se estira y acaba cediendo. En determinado momento, alcanzará un punto en que su uso se vuelva inseguro. El técnico de mantenimiento mide el grado de estiramiento y sabe si es necesario reemplazar la cadena. Si es necesario sustituirla, también habrá que revisar las ruedas y los rodillos. Añada a esto la posibilidad de que se hayan desgastado algunas piezas del mástil y que puede ser más económico sustituir la carretilla elevadora entera.

Lo mismo ocurre con las horquillas. Deben permanecer totalmente rectas, sin daños y sin signos de fisura alguna. La dobladura del talón no debe mostrar un desgaste excesivo, motivo por el cual este componente también necesita unos buenos cuidados y una inspección periódica.

BATERÍAS

Una batería  media de tracción plomo-ácido está fabricada  para, aproximadamente, 1500 - 2000 ciclos de carga y descarga siempre que se haya realizado un mantenimiento adecuado. Esto significa que no se deberían haber realizado cargas intermedias sino ciclos de carga bien terminados, con una buena conexión entre las celdas y manteniendo el nivel correcto de electrolito. El uso de la batería también determina su propio ciclo de vida. Nunca mantenga la carretilla en marcha si el indicador de descarga presenta un 20% de potencia residual, porque cualquier uso posterior puede causar daños de mayor importancia.

Hay signos que nos avisan de que una carretilla elevadora necesita ser cambiada

DAÑOS

Y también existe el daño externo. Si es muy obvio, indica que la carretilla ha tenido un uso extremo que ha llevado a consecuencias que quizá no se vean superficialmente. Las horquillas dobladas o las abolladuras en el tejadillo indican que debe tomar algunas medidas antes de poder utilizar la carretilla de nuevo.

MEDIDAS A TENER EN CUENTA

  • Compruebe si la carretilla tiene abolladuras, colisiones u otros daños en su estado general
  • Preste especial atención a las horquillas
  • Mantenga la batería de tracción en óptimas condiciones
  • Mantenga los fluidos y el aceite en sus niveles correctos
  • Compruebe si pudiera haber fugas de aceite, tanto en el tren de potencia como en el sistema hidráulico
  • Asegúrese de que se realicen el mantenimiento periódico y las inspecciones
  • No trabaje nunca con una carretilla elevadora que sea defectuosa
Información facilitada por www.elevaciontotal.es de MCFE.